enterate de todo lo que pasa noticias tecnologia y algo mas

viernes, 8 de abril de 2016

Huawei P9 AHORA CON DOS CAMARA

No hay comentarios


El nuevo Huawei P9 tiene dos cámaras. Pero, ¿para qué? Una hace fotos a color y la otra en blanco y negro, y aunque puedas pensar que esa es la única función y diferencia, lo cierto es que esconde un inteligente sistema con el que aprovechar las prestaciones de cada uno de los sensores. Pero antes de hablar de fotos hagamos un repaso rápido a la estética del terminal. Aquí no encontramos grandes cambios, ya que recuerda rápidamente al P8, aunque en esta ocasión las esquinas no son tan pronunciadas y el grosor curiosamente ha aumentado ligeramente.



Encendemos el móvil y rápidamente vemos algo que no nos gusta. Los bordes de la pantalla son más anchos de lo que creíamos, y encima el fabricante comentó en la presentación que lograban ser más delgados que los del Galaxy S7 y iPhone 6s. Creemos que se trata de una estrategia de marketing ya que no es la pantalla la que reduce el bisel, sino la distancia existente entre el cristal y el marco de aluminio. Ese marco frontal es casi inapreciable, llevando el contorno del cristal 2.5D casi al mismo nivel del chasis de aluminio, ofreciendo un tacto muy agradable. Pero con la pantalla encendida los marcos de la misma son más que evidentes, así que nos hubiera gustado que se aprovechara mejor este hueco muerto que se produce. El panel se ve bastante bien, contando con una resolución 1080p en sus 5,2 pulgadas.


No cuenta con botones físicos ni capacitivos, y eso no ha impedido que el marco inferior ocupe bastante. Es otro detalle que ya habíamos visto en otro terminales, y que en este P9 nos sigue resultando igual de molesto, ya que se utiliza únicamente para mostrar el logo de Huawei en el frontal. El grosor es muy delgado, aunque no tanto como el del P8, pasando de los 6,4 milímetros a unos nuevos 6,95 milímetros. Es un cambio casi inapreciable, ya que nos sigue pareciendo súper delgado.

El sistema de nuevo sigue igual, con la capa EMUI que introduce muchos elementos, demasiadas funciones y una estética que no gusta a muchos. Es algo que llega impuesto con el fabricante, y que de retirarla (con cualquier otro Launcher), implicaría la pérdida de muchas de las funciones implementadas con el terminal. No soy muy fan de EMUI, así que a nivel de software no me hace especialmente gracia la solución impuesta por Huawei.
Si hay algo que destaca en este móvil es la cámara. Ahí es donde se concentra todo el misterio de este lanzamiento, ya que en líneas generales podemos decir que el resto de funciones son fruto de un lavado de cara del P8. La apuesta va a por todas con la cámara, y para acertar (o al menos intentarlo), han contado con el asesoramiento de Leica. Y es que precisamente el fabricante de cámaras no se implica en la fabricación del terminal, sino que simplemente ha monitorizado el diseño del mismo para verificar el resultado final y ofrecer su sello como aprobación. El resultado son dos ópticas Summarit con f/2.2 que dan vida a dos sensores muy peculiares. Fabricados por Sony (IMX286), cuentan con 12 megapíxeles cada uno y un tamaño de pixel de 1,25 micrones (un 24% más grande que en el P8), sin embargo, lo más llamativo es la diferencia entre ambos, ya que tal y como comentábamos al principio, uno es un sensor RGB y otro monocromo.

La idea de esta elección es la de poder conseguir un amplísimo rango dinámico con el sensor monocromo y combinarlo con la viveza de colores del modelo RGB. De esa forma conseguimos imágenes con muy buen contraste y gran rango dinámico, y las pruebas realizadas nos muestran muy buenos resultados comparados frente a un Galaxy S7 edge. El de Samsung parece conseguir mejor enfoque, y aunque la opción de Huawei no alcanza tanta definición, sí brinda una gama de colores muy fieles y negros bastante acertados.


Si pasamos al modo monocromático descubrimos un función que seguro que llamará la atención de los amantes de la fotografía. Este sensor es capaz de conseguir una tonalidad de grises súper atractiva que poco tiene que ver con el modo blanco y negro que podemos activar en muchos teléfonos. Los resultados son espectaculares, tanto, que la mayor parte de esta primera toma de contacto la he pasado disparando en monocromático. La imágenes tienen un rango dinámico que producen un "wow" al revisarlas que no encontramos en el modo a color, y eso es precisamente el detalle que no termina de convencernos en el rendimiento de esta cámara.

El conjunto aprovecha sus cualidades para ofrecer unas funciones que seguro te sonarán. El llamado enfoque selectivo vuelve a aparecer en escena aprovechando la doble cámara, algo de lo que ya presumió el HTC One hace bastante tiempo, y que ahora este P9 de Huawei recupera. Los efectos están bastante mejorados, y conseguiremos atractivos desenfoques con aperturas simuladas de f/0.95. Es como decimos una función curiosa que no resulta especialmente novedosa, peor que está muy bien implementada.

Al final, la tecnología de los dos sensores no consigue superar al impacto producido por las fotografías de un Galaxy S7 edge (el modelo con el que hemos podido comprobarlo hasta ahora), así que podríamos decir que estamos ante un conjunto interesante, pero que no logra alzarse como el mejor del mercado. Las fotografías no son mediocres, al contrario, pero teniendo en cuenta que la principal baza de este modelo es la cámara, habríamos esperado encontrar unos resultados que consiguieran hacer más ruido en el mercado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario