enterate de todo lo que pasa noticias tecnologia y algo mas

viernes, 8 de abril de 2016

Aparece un avión perdido en 1964 tras secarse un lago argentino

No hay comentarios

Los vecinos de la localidad de Sarmiento encontraron en el lago Colhué Huapi los restos del Piper Apache TwinEngine, siniestrado hace más de 40 años. La evaporación de las aguas en los últimos años ha sacado a la superficie los restos de la aeronave. Los cadáveres de los cuatro ocupantes fueron encontrados poco después del accidente pero del aeroplano no se había sabido nada hasta ahora.

Vecinos de la localidad de Sarmiento, en la provincia de Chubut, en el sur de Argentina, encontraron en el lago Colhué Huapi, tras la evaporación de sus aguas, un avión siniestrado y desaparecido desde 1964, confirmaron este viernes fuentes del equipo que trabaja para desenterrarlo. El 19 de octubre de 1964, el Piper Apache Twin Engine cayó al lago con sus cuatro ocupantes: el piloto, dos ingenieros y el entonces jefe de Ingeniería de la compañía Pan American Energy Argentina, Miguel Sánchez Navarro. Los cadáveres fueron encontrados poco después pero de la aeronave no se había sabido nada hasta ahora. La evaporación de las aguas del Colhué Huapi en los últimos años permitió que, hace unos días, Omar Oporto, encargado de una estancia de la zona, viese "algo que podía llegar a ser parte" del aeroplano, explicó Julián Bochatey, uno de los miembros del equipo del Aeroclub de Sarmiento que trabajan para desenterrarlo.

"Era una historia conocida porque habían aparecido los cuerpos de los cuatro tripulantes", apuntó Bochatey. El lago, que antaño ocupaba una superficie de 800 kilómetros cuadrados, se ha secado prácticamente completo debido a las sequías de los últimos años y los cambios medioambientales. Aunque siempre tuvo poca profundidad, las aguas eran suficientes para mantener oculto el Piper Apache Twin Engine hasta que recientemente afloró sobre la superficie una pequeña parte del ala derecha. "Lo que es la parte de la cabina y los instrumentos se encuentran bastante destrozados" pero "las alas y los motores" han aparecido en buen estado por lo que se ha podido comprobar hasta el momento, contó Bochatey. "Todavía falta bastante para poder quitarle toda la tierra", agregó, pero las tareas de desenterramiento aún están en proceso.



No hay comentarios :

Publicar un comentario